martes, abril 04, 2006

amada, en esta noche tu te has crucificado
sobre los dos maderos curvados de mi beso;
y tu pena me ha dicho q jesus ha llorado,
y q hay un viernesanto mas dulce q ese beso.

en esta noche rara q tanto me has mirado,
la muerte ha estado alegre y ha cantado en su hueso.
en esta noche de setiembre se ha oficiado
mi segunda caida y el mas humano beso.

amada, moriremos los dos juntos, muy juntos;
se ira secando a pausas nuestra excelsa amargura;
y habran tocado a sombra nuestros labios difuntos.

y ya no habran reproches en tus ojos benditos;
ni volvere a ofenderte. y en una sepultura
los dos nos dormiremos, como dos hermanitos.
(el poeta a su amada. cesar vallejo)

2 comentarios:

Rain dijo...

Este poema me suena tan antiguo... hay otros poemas que dentro de su dolor son tan poderosos...

éste tiene una tristeza que me aleja.


***

un cálido salute.

IGGIX dijo...

si, tienes razon, asi lo senti tambien y no lo iba a escoger, pero lo hice igual, se impuso en el contraste con la tarde soleada.
abrazitos virgin