jueves, agosto 02, 2007


hace unos dias que volvi de mi re-encuentro con lo sagrado, avergonzado por los limites que antes me impuse frente a la grandeza de lo creado; camine al lado de la mujer salvaje, presintiendo que la vida recien empezaba en esos instantes junto al latido de su corazon fuerte...

2 comentarios:

Margot dijo...

No parece una mala ruta, no parece mal camino, sin límites y con latidos...

Un abrazo ultramar

IGGIX dijo...

tanto los animales salvajes como la mujer salvaje son especies en peligro de extincion. en el transcurso del tiempo hemos presenciado como se ha saqueado, rechazado, restructurado la naturaleza femenina instintiva. durante largos periodos. esta ha sido mal administrada como la fauna silvestre y las tierras virgenes...
Mujeres que corren con los lobos, de Clarissa Pinkolan Estes.