lunes, marzo 13, 2006


hoy recorde a l. despues de ver unas fotos q sacamos cuando nos dejaron abandonados en esa playa en medio de una carretera solitaria por su gran equidistancia entre dos lugares poblados,desde donde solo se veia arena y mar y, luego de un largo tiempo de espera, nos rescato aquel buen anciano, recuerdo su piel casi disecada de tantos soles en la espalda entre las siembras y cosechas q se van llevando su vida en medio de la nada; en su camioncito repleto de mandarinas dulces y jugosas q nos invitaba a repetir. nunca olvidare aquel aroma de la mandarina con aquel calor q se mimetizaba en la piel y la hacia suya como a una mujer enamorada,y con el cerebro repleto de imagenes de cada ola q habiamos corrido; asi retornamos en silencio a mancora un sabado por la noche, . recuerdos, como siempre digo, de aquellos q quedan tatuados o pirceados en la memoria.

3 comentarios:

Rain dijo...

Esos recuerdos Iggix: todo se ve con el tul del tiempo, transparente y a la vez dotado de otra luz...

Salute.

IGGIX dijo...

quizas; pero a mi me queda de aquel recuerdo, al costado de aquella sombra asfaltica q se proyectaba hacia tantos destinos, entre los susurros y caricias del viento calido, una plenitud existencial indefinible, mas alla de la experiencia de la libertad... o, seria mas bien, la respuesta bio-sicologica a ella? y entonces como se crea el paisaje?

IGGIX dijo...

gracias por los comentarios en general.